CONSEJOS SOBRE TELETRABAJO

El virus Covid-19 campa a sus anchas por el territorio nacional e internacional lo cual está revolucionando a toda la población. Los datos son alarmantes también desde el punto de vista económico, la bolsa está en mínimos históricos y las empresas están optando por los renovados ERTE (suspensiones temporales del contrato de trabajo), muy diferente al conocido ERE (procedimiento de despido).

Como solución, desde muy pronto, se ha estado planteando la posibilidad de continuar con los procesos productivos de todo tipo de empresas. En algunos casos optando por el teletrabajo como opción preferida

En Azeta nos gustaría explicar algunas de las dudas que han ido surgiendo y dar pautas y consejos sobre como saber llevar de la mejor manera posible este “shock que para muchos de nosotros ha supuesto el cambio de método de trabajo.  

0
Teletrabajo Azeta
 

¿Qué es obligatorio para las empresas en este sentido? 

La empresa “deberá garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo” (art. 14.2 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales). Esto implica, si bien no es obligatorio el teletrabajo, si que debe cumplirse con la legislación laboral y el convenio colectivo aplicable. 

En países como Italia y Japón ya hace semanas que se vieron obligados a instaurar el teletrabajo como medida e incluso rotación de turnos (siempre que el teletrabajo no fuese posible), consiguiendo que dos personas con la misma función no coincidieran en la empresa.  

 

¿Es importante realizar una implantación adecuada del teletrabajo? 

Obviamente sí. La digitalización en la que nos vemos inmersos y gracias al avance de las nuevas tecnologías hace posible que se pueda mantener un buen ritmo de trabajo simplemente con un ordenador y una buena conexión a internet. No todas las empresas pueden realizar este tipo de trabajo a distancia, pero debemos tener en cuenta que un gran porcentaje de ellas si, y que la implantación de teletrabajo como medida económica, de minimización de emisiones en desplazamientos y de conciliación laboral, se lleva planteando desde hace mucho tiempo

Consejos para implementar el teletrabajo: 

EMPRESA 

  1. Debes proporcionar todo lo que necesiten tus trabajadores.

Es de vital importancia, antes de comenzar a trabajar de este modo, que todos y cada uno de tus empleados dispongan del material y los medios adecuados en lo que va a pasar a ser, su lugar de trabajo.  

 

Azeta lleva tiempo involucrado en la transformación digital tanto para nuestros clientes como para nuestros empleados. Es por ello, que esta nueva situación no ha supuesto un gran cambio. Todo el equipo Azeta, dispone de sus herramientas habituales de trabajo como portátil, acceso a documentos en la nube, plataformas de conexión cloud, VPN segura, servidores, ciberseguridad de última generación, pantallas, auriculares inalámbricos, etc.

Además, el acceso a Internet va a pasar a ser nuestro gran aliado, por ello tenemos que disponer de un acceso de calidad y lo que es más importante, SEGURO. No olvidemos que este es un momento crucial para los datos de tu empresa y las ciberamenazas no duermen

 

TRABAJADOR 

  1. Evita el aislamiento 

Hoy en día es muy sencillo no sentirse solo trabajando desde casa, existen una gran multitud de herramientas que pueden ayudarnos, y gracias a ellas poder mantener un alto nivel de eficiencia, y como no, ayudarnos a sociabilizarnos incluso en los ratos libres de los que dispongamos.  

En Azeta utilizamos Microsoft Teams una herramienta de Office 365 que permite la conectividad.  Microsoft se ha propuesto mantener conectadas a las organizaciones y escuelas durante el brote de COVID-19, con lo cual actualmente tienes 6 meses gratis, una acción que agradecemos enormemente y de la cual muchas empresas y autónomos pueden beneficiarse. 

 
Teletrabajo Azeta 3
  1. Organiza mejor tus tareas. 

Las prioridades y la organización de las tareas debe ser el punto de partida ya que no solemos estar acostumbrados a trabajar en un entorno tan cómodo como es nuestra propia casa.  Son muchas las posibles distracciones y queremos enumerarte algunos consejos que puedes adoptar para que no cometas los mismos errores que otros teletrabajadores:  

 

  • Se maduro y responsable. Este es el primer consejo, la autodisciplina es imprescindible. 

  • No trabajes en pijama: es una costumbre muy tóxica, ya que acabarás desayunando y comiendo mientras trabajas. Por lo tanto, es bueno crear rutinas de descompresióneso sí, cada persona las suyas. 
  • Donde sentarse: siempre hay que intentar montar la mini oficina en un lugar tranquilo y fuera de las zonas de paso normales. Además, si no disponemos de un fit-ball, la silla debe de ser igual de cómoda que la que usarías en un puesto de trabajo en la oficina. 

  • Debes cambiar de postura y hacer pausas: recuerda, no hay una postura perfecta, la mejor postura es ir cambiándola, ya que cada uno tiene unas curvas fisiológicas diferentes. Intentemos ponernos de pie y dar unos cuantos pasos cada hora.

  • Es muy importante que pienses que estás en la oficina, es decir, debes de ignorar las rutinas normales de tu casa y pensar que estás sentado en la oficina. Así no te distraerás para poner la lavadora o sacar los platos. De esta manera conseguiremos que las horas de trabajo sean productivas.

  • Marcar claramente las horas de trabajo. A veces es muy importante tener un horario en casa (siempre aproximado) para no volverse loco y poder tener tiempo para otras cosas. Si no desconectamos es fácil que dejemos de ser productivos a corto plazo.  

  • En cuanto a los hijos es una situación muy difícil puesto que es una conciliación obligada. Es fundamental que el empleado consiga centrarse en lo que está haciendo y que tenga algo de flexibilidad puesto que deberá de atender al frente laboral y familiar al mismo tiempo. Es imprescindible ir marcándose prioridades

     

    En definitiva, debemos entender que estamos en una situación anómala pero no por ello debe de ser negativa en el aspecto laboral. Los cambios de rutina son costosos al principio, pero quien sabe, quizá demos con la tecla de la productividad o incluso de la balanza entre trabajo y familia. Es una gran oportunidad para poner a prueba nuestras capacidades y aptitudes. Y recordad, solamente unidos saldremos de esta situación y venceremos la epidemia. Mucho ánimo. 

Negocio seguro con Sophos y Azeta